Razones para las diferentes repuestas de las células inmunitarias frente al cáncer

El Premio Nobel de Medicina en el año 2.018 fue otorgado a los profesores James Allison y Tasuku Honjo al demostrar que las células inmunitarias que deberían combatir el cáncer aparecen “agotadas” y se vuelven ineficaces para matar células tumorales. Sobre estos estudios se desarrollaron varios medicamentos para “liberar los frenos” y volver activas a esas células agotadas. Aun así, estas nuevas inmunoterapias no funcionan en muchos tipos de cáncer o solo tienen una respuesta positiva en algunos pacientes.

En el “Instituto de Ciencias Weizmann” se ha intentado descubrir las razones de esa tolerancia hacia el tumor de algunas células y el porqué de ese aparente agotamiento. Han desarrollado una novedosa técnica para secuenciar los receptores de células T y ARN de células individuales tomando las muestras dentro y alrededor del tumor.

Este método funciona como un “microscopio genético”, lo que permitía crear un “perfil de actividad” para cada célula, mapear sus relaciones y en última instancia observar cómo actúan sobre el tumor.

Sabemos que las células T están en primera línea del sistema inmunológico y los estudios han demostrado que esas células “fatigadas” no están de hecho especialmente desgastadas pues proliferan rápido y presentan una expansión clonal aceptable. Lo que parecen demostrar estos trabajos es que probablemente, desde el comienzo, no eran efectivas en su combate con las células tumorales pues se observan diferencias genéticas y orígenes “familiares” también diferentes.

Las preguntas serían: ¿Cuáles de estas células T agotadas sirven como recurso y cuales podrían obstaculizar las respuestas a nuevas inmunoterapias? ¿Podríamos adoptar, con estos conocimientos, un enfoque personalizado basado en los perfiles genéticos de células inmunitarias de un paciente? ¿Sobre qué células se deben dirigir los tratamientos o cómo evitar que se “fatiguen”?

Estas preguntas están ahora en el centro de la investigación y serán la base para la creación de nuevos enfoques que puedan conducir a tratamientos más eficaces.

Ver noticia completa