Nueva técnica para el análisis de células tumorales individuales

Con el reciente desarrollo de la secuenciación masiva de ARN de una sola célula (scRNA-seq) se ha encontrado un método idóneo para estudiar la heterogeneidad celular fruto de la expresión de genes. La separación limpia de células cancerosas de la muestra de sangre de un paciente ha sido un desafío constante. Pero se presentaban serios inconvenientes, como la escasez de células tumorales circulantes (CTC) y la contaminación masiva por células sanguíneas.

Las técnicas anteriores obligaban a estudiar subconjuntos de células cancerosas o con las capturas masivas celulares se limitaban a buscar solo algunos genes. El resultado era que los perfiles genéticos resultantes a menudo descuidaron poblaciones importantes de células cancerosas.

Un equipo de la Universidad de Michigan ha desarrollado un nuevo sistema para atrapar estas células y analizar su perfil genético. Se denomina Hydro-Seq, para el análisis de CTC, de alto rendimiento, sin contaminación de los glóbulos rojos y blancos.

Esta técnica comienza con un tamizado por tamaño celular. Si la proporción es de una célula cancerosa por mil millones de células sanguíneas, este paso las deja en una proporción 1/95. Aun así, estaría demasiado contaminado para un análisis genético detallado, pero Hydro-Seq se deshace de las últimas células sanguíneas. La clave está en un chip con un sistema de canales y cámaras capaz de atrapar las CTC de una en una. Después se procede a la captura de los transcriptomas una vez destruida la membrana celular. Lo que antes servía para medir dos o tres genes con métodos de tinción ahora obtiene una imagen completa de esas células tumorales circulantes al medir miles de genes.

Utilizando este método se recolectaron y analizaron 666 células cancerosas de 21 pacientes con cáncer de mama. El análisis genético confirmó que dentro de un solo paciente estas células se comportan de manera muy diferente y que la metástasis está mediada por células cancerosas que tienen propiedades de células madre. Siendo estas un porcentaje pequeño en el total tumoral, representan la proporción mayor en el torrente sanguíneo, entre el 30% y el 50%.  Antes estas poblaciones fácilmente pasaban desapercibidas con las técnicas anteriores.

Todo lo anterior parece indicar que el tratamiento contra el cáncer puede ser un objetivo móvil ya que los cánceres cambian la expresión de sus genes a medida que los medicamentos eliminan unas células y no otras, por lo que Hydro-Seq representa una potente herramienta para realizar un seguimiento, a nivel celular, de lo que un tratamiento hace a los tumores a lo largo del tiempo.

Ver noticia completa

Fuente: GEN – Genetic Engineering & Biotechnology News