Updated Molecular Testing Guideline for the Selection of Lung Cancer Patients for Treatment With Targeted Tyrosine Kinase Inhibitors

La AMP conjuntamente con The College of American Pathologists (CAP) y la Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón (IASLC) han actualizado la pautas de 2013 sobre las  pruebas moleculares para la selección de pacientes con cáncer de pulmón para EGFR y ALK  ( inhibidores de la Tirosin   quinasa “. Esta guía continúa estableciendo estándares basados en evidencia para pruebas moleculares clínicas en cáncer de  de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) que guían eficazmente la terapia dirigida y el tratamiento. Los rápidos avances en el conocimiento sobre el NSCLC y en sus aspectos moleculares, permiten  a los pacientes que lo padecen ser candidatos al tratamiento  con inhibidores de la tirosin quinasa , que aumentan la supervivencia y mejoran la calidad de vida.

La guía de 2018 refuerza o reafirma la mayoría de las recomendaciones de 2013 para pacientes con NSCLC y recomienda pruebas adicionales de biomarcadores moleculares. Lo más destacado:

  • La prueba de las mutaciones de ROS1 es nueva y muy recomendada para todos los pacientes con cáncer de pulmón, independientemente de las características clínicas.
  • Los paneles de secuenciación genética multiplex (p. Ej., Prueba de NGS) son preferibles a múltiples pruebas de un solo gen para identificar otras opciones de tratamiento más allá de EGFR, ALK y ROS1, sin embargo, los ensayos de gen único todavía son aceptables. Además de pequeñas mutaciones, los ensayos de NGS tienen la capacidad de detectar fusiones / reordenamientos y cambios en el número de copias en los genes examinados. NGS también permite el uso de muestras pequeñas (por ejemplo, aspirados con aguja fina) que son estándar de cuidado y ayuda a evitar los riesgos para el paciente asociados con la obtención de biopsias quirúrgicas.
  • Cuando se realiza NGS, también se recomiendan otros genes: BRAF, ERBB2, MET, RET y KRAS. Sin embargo, estos genes no son esenciales cuando  se realizan pruebas de un solo gen.
  • Se requieren pruebas en recaída para EGFR (T790M), pero no para ALK, ya que las sensibilidades diferenciales de los inhibidores de ALK de segunda línea en el establecimiento de mutaciones adquiridas específicas en ALK aún no están suficientemente investigadas para su aplicación clínica.
    La prueba de EGFR T790M en recaída se puede hacer mediante biopsia o ADN circulante . Sin embargo, el ADN circulante no es apropiado para el diagnóstico inicial en este momento, a menos que no se pueda obtener una muestra de tejido .
  • Los cambios más notables en las recomendaciones  son: Inclusión de IHC para ALK como alternativa a FISH;
    Inclusión de cualquier muestra de citología con contenido de cáncer adecuado, en lugar de recomendar bloques celulares y se  expresa la opinión de que las muestras también deben reservarse para ensayos para predecir la respuesta a la inmunoterapia (por ejemplo, PD-L1 IHC), pero no se formularon recomendaciones específicas sobre cómo predecir esta respuesta al tratamiento, y serán el tema de una próxima guía.

Acceso a la publicación online